Pirineos de Huesca.Bielsa,Ainsa,Broto,Torla,                        
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraeña para identificarte en la web.
Usuario:
Password
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

centro de alfareria de naval

 
 
 
 

Centro de Alfarería de Naval

 

Naval se define a través de su tradición alfarera y salinera, esta localidad somontanesa retoma su pasado para consolidarse como localidad con futuro.

Recientemente se ha puesto en funcionamiento el Centro de Alfarería de Naval.Se trata de un alfar que recibe el nombre de “Casa Palomera” ubicado en la calle Obradores,en este barrio habitaban la mayor parte de artesanos dedicados a este hermoso oficio hoy casi olvidado.

El centro está distribuido en cinco espacios que dan testimonio de  la alfarería como forma de vida de gran importancia en Naval: la historia, la preparación y almacenamiento del barro, la elaboración de una pieza, a cocción y la venta son los puntos claves que encierra este antiguo alfar.

La primera sala sirve de situación y toma de contacto con la villa junto con el origen de la alfarería como oficio de vital importancia desde una época medieval.  En esta sala se comienza la explicación del proceso del barro en un espacio dedicado a su preparación en las “basas”.

La escenografía montada sobre el obrador, conservado fielmente con todos los elementos de almacenamiento y elaboración de las piezas, nos transporta a una forma de trabajo y vida antigua pero todavía viva. Su originalidad y sentimiento emocionan a más de uno.

El horno ubicado en la sala tercera es de origen árabe y se conserva intacto,de tal manera que junto con los carteles explicativos podemos comprender la difícil tarea de la cocción.

La sala cuatro localizada en una terraza permite deleitarse con el paisaje característico de Naval, “entre la sierra y el llano”. Y expone la actividad de los arrieros, quienes fueron imprescindibles para vender  los productos de la villa, por ello arraigó con fuerza la trajinería.

La quinta y última sala recoge la evolución de la alfarería en el siglo XX a través de una serie de fotografías que exponen “el final de una forma de vida”.Los alfares en activo fueron desapareciendo y los que quedaban iban adaptándose a las nuevas formas de comercio, es decir, a la demanda turística. La tradición se ha mantenido hasta la actualidad gracias a David Echevarría, único alfar en activo que lleva a sus espaldas 100 años de tradición alfarera.

En la actualidad el Centro de Alfarería revive este antiguo oficio impulsando a Naval como posible centro de turismo cultural. 


                                                                                                inicio